Yeguada Lagloria

Arquitectura singular,  Naturaleza mediterránea.

Al estilo de las antiguas fincas de recreo del siglo pasado construidas en la huerta alicantina.  El mejor escenario para su evento. Celebración de todo tipo de eventos; ceremoniales, de empresa, exposiciones, sesiones de fotos… Entramos en un oasis de naturaleza y exclusividad, la finca ofrece unos confortables espacios para que su celebración sea única y al mismo tiempo muestra la actividad de una yeguada dedicada a la cria de caballos pura raza.  Sea un evento íntimo o uno más multitudinario, la finca cuenta con diferentes zonas adaptadas a todo tipo de celebraciones, ceremonias y banquetes.

Un entorno único

Los alrededores de la finca son campos de almendros y olivos, algunos mas que centenarios. La circunda montes del Estado, con pinadas y arbolado, así como plantas aromáticas, como el tomillo, romero, etc.  Los campos donde pastan los caballos, rodean todo el entorno de la finca, con la vista de la Sierra Fontcalent al fondo Las tonalidades que recibe el campo al ponerse el sol, contemplar los animales paseando por sus interminables caminos que rodean la finca al atardecer, saborear la tranquilidad que despierta, hacen un entorno privilegiado.

Una vez llegada la noche el cielo de la finca YEGUADA LAGLORIA se ve iluminado por las farolas de forja hechas a mano por artesanos de la provincia de Toledo, las cuelas delimitan el perímetro de la finca acompañando gratamente los paseos nocturnos. La iluminación indirecta resalta la belleza de su arquitectura. Nuestra picina exterior totalmente iluminada crea un ambiente Chill Out en donde tomar copas y deleitarse con música en directo, haciendo que esta noche no llegue a su fín.

icono _yeguada

Tradición y detalles

Recorrer la finca nos ofrece un sinfín de detalles, comenzando por la entrada y el distribuidor que da acceso a los salones principales, decorado con grandes ventanales estilo Art Deco y suelos de pavimento hidráulico de siglo XIX pasando por los comedores y salones del edificio principal disfrutando de sus acogedores espacios, sin olvidarnos de los dos torreones típicos alicantinos. Cada uno dispone de entrada con gran salón, sala comedor, y suite. En la planta superior, suite, vestidor, baño, terraza solarium y mirador.